Trucos caseros para mejorar la wifi

Trucos caseros para mejorar la wifi

Ahora que pasamos más tiempo en casa, el consumo de internet se ha disparado, como han informado los medios de comunicación y recogen algunas estadísticas de forma precisa. Es normal que estemos usando mucho más que antes nuestras pantallas. Y cuantos más dispositivos distintos conectados a la misma red wifi, más podemos sufrir latencias o caídas. 

Por ello vienen bien algunos trucos “caseros” para intentar mejorar nuestra red wifi sin necesidad de salir o cambiar nuestro aparato. En la web Hobby Consolas encontramos una serie de consejos útiles, y aunque ya sabemos algunas de estas recomendaciones, muchas veces las olvidamos o no las practicamos.

  • El router tiene que verse. A veces escondemos el aparato por no ser muy “estético” o por que no queremos que esté a la vista. Puede ser un error, ya que si lo encajamos mucho, puede no disipar bien el calor y perder rendimiento.
  • Estudia la cobertura de la casa. Hay veces que no queda otra, pero cuanto más en el centro de la casa esté el router, mejor. Si tenemos un hogar con dos pisos, mejor en el de abajo, y además lo más centrado posible. La mayoría de routers dispersan las ondas de manera circular, por lo que si lo colocamos en una esquina de la casa, estaremos desaprovechando buena parte de la zona de acción.
  • Usar el cable. Siempre que podamos, debemos usar el cable y así liberamos un poco al wifi de todas esas conexiones inalámbricas que la hacen más inestable. La velocidad, sobre todo la latencia, mejora al conectar algo por Ethernet. Es importante saber que, si conectamos un aparato por Ethernet, liberamos al router del »estrés» de tener que manejar líneas WiFi adicionales.
  • Ajustar las antenas. Aunque parezca que las antenas no hacen nada, sirven para distribuir esas ondas por la casa. Si tenemos un router con dos antenas, una debería estar en vertical y la otra en paralelo al propio cuerpo del router, formando un ángulo de 90 grados. Es cierto que ahora muchos routers ya no disponen de estas antenas, pero si tiene dos o más, la recomendación en colocarlas bien. 
  • Cambiar entre 2,4 GHz y 5 GHz. Esta opción no estará disponible para routers antiguos, pero si el nuestro la tiene, se puede configurar de la siguiente manera. Si queremos más velocidad, la banda de 5 GHz es la mejor: garantiza que podemos aprovechar toda la velocidad que llega al router y la latencia será menor. El problema es que la banda a 5 GHz tiene un diámetro menor, por lo que llegará a menos rincones de la casa. Además, la conexión es más estable. La banda a 2,4 GHz es más lenta, ya que la velocidad que puede transmitir es menor, y tiene más interferencias, pero la señal tiene un mayor rango de acción. En este caso, si nuestro router tiene doble banda, debemos cambiar manualmente a cuál se conecta cada dispositivo.

Si estamos cerca de la habitación del router, podemos conectar el PC o la consola a la banda de 5 GHz, algo que será genial para descargar, hacer streaming o tener una menor latencia en juegos. Los móviles, portátiles para consumir contenido de Internet y demás dispositivos, podemos conectarlos mediante la banda de 2,4 GHz.

  • Usar otro router como amplificador. Hay compañías que al finalizar el contrato no nos recogen el router. Si es relativamente moderno podremos configurarlo en modo “bridge” y usarlo como amplificador para darle un empujón a nuestra wifi.

Más información en este artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.