Las ‘costureras guerreras’ abordan las mascarillas para niños y para el verano

Las ‘costureras guerreras’ abordan las mascarillas para niños y para el verano

Costureras solidarias de toda España, las denominadas “Costureras guerras”, mantuvieron el pasado viernes 22 una nueva jornada virtual de trabajo. Es mucho el conocimiento acumulado durante semanas por los distintos grupos que confeccionan mascarillas y otras prendas de protección en toda España y la posibilidad de compartir sus errores y logros hace que el movimiento sea más fuerte y más efectivo. Asistieron cerca de una treintena de personas, particulares y representantes de grupos organizados en Miranda del Ebro, Castellón, Ceuta, Cádiz, Madrid, Alcoy, Lucena… y a los participantes anteriores se ha unido el grupo Coronavirus Makers.

En esta ocasión, siguieron tratando el tema de los materiales que utilizan, y realizaron una encuesta entre todas las organizaciones representadas. El más frecuente es el TNT, aunque de diferente gramaje y en algunos casos plastificado. No obstante, se habló de materiales emergentes, tales como tencel, o la tela sarga hidrófuga. Las costureras han recopilado toda la información y características técnicas sobre tejidos en la “maskipedia” de la página web de Help Spain, donde también empiezan a compartir información sobre homologaciones, proveedores y desinfección.

Así, el lyoncell -Tencel es la marca comercial- es la fibra celulósica más respetuosa con el medio ambiente disponible actualmente, con mucha capacidad de absorción, y más cómoda para quien la viste. El Pul es una tela de poliéster con un laminado por el interior que la hace impermeable y transpirable, con una composición de 100% poliéster, muy elástica. La sarga hidrófuga y antibacteriana, compuesta por algodón y PES, está recomendada para la confección de prendas sanitarias (batas, mascarillas, gorros…) y testada según normas europeas.

Diseño de mascarilla infantil de Alfiya Branchaeva.

En esta segunda jornada, las costureras abordaron en profundidad el tema de las mascarillas para niños, las más difíciles de encontrar, y que suponen un problema añadido por la movilidad de los pequeños. Así, destacaron la importancia de que se ajusten a las narices de los menores, para que los filtros no se muevan.

Cada grupo está trabajando sobre las tallas infantiles y realizando patrones específicos, como las de la costurera Alfiya Branchaeva. Las participantes han pensado también en distintos grupos, como los niños con trastorno del espectro autista, para los que se recomiendan mascarillas atadas por detrás de la cabeza, en lugar de las orejas, y los niños asmáticos, que respiran mejor con telas de algodón 100 por cien.

De cara al verano, las costureras están probando con materiales más frescos, y sondeando opiniones a través de sus grupos de Facebook. Una de las preocupaciones es la de un posible rebrote, por lo que insistieron en su papel social para concienciar de la importancia del uso de estas prendas de protección.

Las próximas jornadas estarán abiertas a la incorporación de más grupos solidarios. Indudablemente, seguirán profundizando en los nuevos materiales, entre otros temas, a la vista de los nuevos datos e informaciones obtenidas. La cita y enlace para la reunión zoom se publicará en el grupo Mascarillas para todos de Facebook.

Leave a Reply

Your email address will not be published.