Estrategias para un confinamiento doméstico, por Riccardo Braccaioli

Estrategias para un confinamiento doméstico, por Riccardo Braccaioli

Este es un reducido manual de tácticas que espero que te puedan servir. Antes de entrar en el contenido, me gustaría dar dos premisas importantes referentes a:

1) Este momento de la humanidad:

  • Estamos confinados en casa. No tenemos que estar todo el día en pijama; no estamos ni de vacaciones, ni todos los días son domingo. Tenemos que actuar como si cada día fuésemos a trabajar.
  • Aprovecha este tiempo para hacer lo que nunca habías podido hacer: para estudiar, crecer profesionalmente, refrescar idiomas, practicar una manualidad, jugar, disfrutar de tu familia, saborear un café por la mañana, ver un atardecer…
  • Cuando salgamos de nuestro confinamiento, el mundo habrá cambiado … Y tú, ¿serás el mismo? Pero aún así no te dejes invadir por la ansiedad por la avalancha de información de cursos online, ni de lo que deberías hacer. Dosifica, prioriza e intenta disfruta de este momento.

2) Información sobre las próximas recomentaciones:

  • Las tácticas que a continuación explicaré son un resumen de muchos libros, videos y podcast que he recopilado para mi vida, y al final me he quedado con una selección de lo que personalmente me funciona mejor y que coincide en muchas personas de éxito que he estudiado.
  • ¡Esto no quiere decir que todo lo que diga funcione para todos! Puedes cogerlas, probarlas, modificarlas, ampliarlas y, sobre todo, adaptarlas a tu vida y a lo que a ti puede te vaya mejor.
  • Con este gran trabajo que te propongo, después del confinamiento tendrás una rutina mañanera personalizada, efectiva y potente.

Energía

Tenemos que cuidar nuestra energía con sumo cuidado. Sin ella no tenemos ni salud, ni rendimiento, ni ganas, ni todo lo que viene a consecuencia. Por este motivo nos tenemos que alimentar bien en varios aspectos:

*  Alimentación sana: mejor gasolina, mejores prestaciones.

* Deporte: generamos serotonina, activamos el cuerpo y eliminamos toxinas.

* Ducha fía: mejora circulación y estado energético.

* Ayuno intermitente por la noche: mejora el metabolismo.

* Evitar conversaciones/personas tóxicas que nos quitan energía.

Cerebro

Es nuestra sala de máquinas, nuestra cocina, donde nacen nuestras mejores ideas, donde reside nuestra paz o nuestras tempestades. Por este motivo tenemos que superalimentarlo:

* Agradeciendo: es un hábito que te hace valorar lo que tienes y ser más consciente.

* Meditando: es calmar y focalizar la mente, como un F1 que entra en boxes.

* Escribiendo: focalizar en retos y logros pasados y por conseguir.

* Leyendo: es alimentar y activar tu cerebro con textos que te empoderen.

* No ver la televisión: cortar la toxicidad continua de las malas noticias.

* No leer basura de Whatsapp: evita prestar atención a grupos negativos y catastrofistas.

* Dosificando la información: no sobrecargarse de noticias. Informado versus sobre-informado.

Rutina

Es la responsable que nuestra vida sea ordenada y provechosa. Gracias a ella nuestro cerebro recibe la energía correcta y aprovecha al máximo la jornada. Hay dos rutinas:

Rutina nocturna, antes de ir a dormir. Tareas:

Organiza tu agenda para el día después:

  • Tres objetivos/tareas más importantes, con un presupuesto de tiempo en cada una.
  • Tiempo para tu familia
  • Tiempo para ti o el descanso.

Comprometerte a qué hora te vas a levantar el día después escribiéndolo o compartiéndolo con alguien.

Consejos:

  • No beber café o té 8 horas antes de ir a dormir.
  • Dejar por lo menos 3 horas de digestión antes de dormir.
  • Cenar ligero o hacer ayuno intermitente de 16 horas.
  • 30/45 minutos antes de dormir no mirar pantallas, para mejorar la calidad del sueño.

* Rutina mañanera. Antes de que empiece la jornada laboral o familiar, tengamos nuestro momento. Tareas: 

  • Despertador separado de la cama para obligarnos a levantarnos para apagarlo.
  • Vaso de agua. Lo primero para drenar el cuerpo.
  • Lavabo. Lavarse la cara y posiblemente los dientes para despejarnos.
  • Reír, mirarse al espejo, reír para activar la serotonina y activar el buen humor
  • Meditar sentado en una silla o en el sofá con una manta por encima, 10 o 20 minutos.
  • Visualizaciones del día. Dentro de 1 y 5 años cómo quieres que sea tu vida. 2 o 3 minutos.
  • Agradece, tanto lo que tienes como lo que no tienes y a lo que aspiras. 2 o 3 minutos.
  • Leer algo de crecimiento personal, bibliografías o formación, de 5 a 60 minutos.
  • Ejercicio, mover el cuerpo para llevarlo al nivel energético que quieres, de 7 a 30 minutos.
  • Ducha. Después de ducharse, realizar respiraciones lentas debajo de agua fría. 1 minuto.
  • Desayuno ligero, energético y posiblemente cargado de proteínas buenas.

Tips:

  • No hay que hacerlo todo. Como he dicho al principio, este listado es una propuesta, tanto en tareas como en tiempo: Cada uno calibra en tiempo y en variedad de tareas.
  • Para meditar, el cuerpo entra en una modalidad ahorro energético y la temperatura corporal baja, así que mejor taparse con una manta.
  • La visualización sigue la teoría del documental El secreto, que puedes ver en YouTube. Visualiza lo que te gustaría que te pasara con intensidad y persistencia.
  • Ejercicios. Puedes alternar, días pares ejercicios, e impares estiramientos o yoga.
  • Poco a poco. Puedes ir acostumbrándote gradualmente a esta rutina, incorporando paulatinamente nuevos hábitos y, a su vez, levantándote antes.
  • Rutina instaurada. Dicen que en 30 o 40 días consecutivos se ha conseguido instaurar un hábito nuevo.

Riccardo Braccaioli es emprendedor, empresario, youtuber y visionario. Ha gestionado empresas y proyectos en varios sectores industriales, especialmente en empresas tradicionales del sector de alimentación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.