Esto es lo que están haciendo las ONG en tiempos de pandemia

Esto es lo que están haciendo las ONG en tiempos de pandemia

Están acostumbradas a trabajar con los colectivos más vulnerables y en los peores escenarios. Así que esta crisis no les pilla desentrenadas. Son las ONG y fundaciones sociales, siempre esenciales. El confinamiento les ha impedido captar nuevos socios en las calles, mientras las necesidades se multiplican, no solo en plena ebullición del virus maldito, sino en las secuelas que dejará durante las próximas semanas. Por eso se han visto en la tesitura de activar nuevas campañas y redoblar los esfuerzos para llegar a todos los rincones. 

En estos tiempos en que la solidaridad se conjuga con mayúsculas, han surgido iniciativas muy creativas y bienintencionadas para arrimar el hombro. Pero no está de más echar un vistazo a las organizaciones que siempre han estado ahí, y cuyo trabajo no se permite la desescalada. 

Cruz Roja. Antes del estado de alarma, esta organización ya ofrecía apoyo anualmente a más de 83.000 niños y niñas o adolescentes y sus familias en dificultad social. Durante la respuesta a las necesidades más básicas, ha ido detectando otras necesidades de carácter psicosocial, educativo y sanitario que está abordando, principalmente de forma telemática, según informan en su página web.

Durante el estado de alarma, Cruz Roja ha elaborado y difundido entre las familias usuarias la Guía de actividades para el manejo del confinamiento en familia. Ha trabajado en la intervención familiar con niños, con soporte psicosocial por teléfono y por videollamadas. Además, ofrece acompañamiento a las familias en el proyecto de “parentalidad social” de acogimiento a niños y adolescentes que han sido separados de sus familias biológicas y están inmersos en el Sistema de Protección a la Infancia. 

Y además, ha lanzado el Plan Cruz Roja RESPONDE, con el que más de 300.000 personas verán cubiertas sus necesidades básicas, más de 720.000 personas tendrán atención y acompañamiento de Cruz Roja ante el aislamiento y la soledad, 200.000 personas recibirán información y apoyo psicosocial, más de 16.000 personas recibirán ayuda y orientación en materia de empleo y autoempleo, más de 8.500 niños y niñas tendrán apoyo escolar y más de 6.000 personas recibirán atención y asesoramiento para prevenir la pérdida de su vivienda, entre otras acciones. Estas son las fórmulas para colaborar en sus programas.

Educo. Esta organización tiene muy en cuenta que la crisis sanitaria causada por el coronavirus se ha convertido ya en una crisis económica. Miles de familias, que ya antes de la emergencia tenían problemas para afrontar sus gastos, están viendo cómo sus problemas se multiplican. Muchas otras familias se han quedado sin ingresos de la noche a la mañana.

Por eso se están coordinando con centros escolares y entidades sociales para adaptarse a la realidad actual, y así poder llevar las becas comedor directamente a las familias con menos recursos para que puedan alimentar a sus hijos. Se puede colaborar con una beca comedor en el programa “Ni un niño sin comida en casa” desde este enlace.

Ayuda en acción. La ONG, que inició su trabajo en España en 2013 para apoyar a familias que se habían quedado atrás a causa de la crisis económica, asegura que «la alerta sanitaria nos afecta a todos, pero no a todos por igual. Una vez más, las familias que viven en situación de vulnerabilidad están sufriendo las peores consecuencias».

Una de sus acciones es el apoyo a la alimentación a personas a las que no proporcionan becas de alimentación las administraciones: familias que no están siendo identificadas y no perciben ayudas públicas ni privadas, o familias cuya renta estaba un poco por encima de la cifra de corte, pero que han perdido sus ingresos de la noche a la mañana. Otro de los colectivos a los que prestan apoyo es alumnado con menos recursos y no puede seguir su aprendizaje por la brecha digital. Su plan es proporcionar conexión a internet (routers autoinstalables) y equipos informáticos (ordenadores y tablets) a 2 200 familias. Tienen abiertas varias vías de colaboración.

Red Acoge. Es una Federación de 20 organizaciones surgida en el año 1991 para promover los derechos de las personas inmigrantes en España. En su campaña #AbreTuVentana, pone el acento en que la crisis sanitaria está mostrando la realidad de miles de personas que todavía hoy no tienen reconocidos sus derechos y que, por tanto, continúan excluidos de las medidas de emergencia que se están adoptando ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. «Familias que se han quedado sin ingresos, contratos temporales, sin posibilidad de ERTES ni subsidio por desempleo, personas que realizaban trabajos en la economía sumergida, quienes han llegado a España huyendo de su país y la paralización del sistema de acogida las ha dejado desprotegidas…»

Mantienen actividades de asesoría jurídica, documentación y apoyo a migrantes, acompañamiento a personas en situación de vulnerabilidad y asistencia a víctimas de discriminación por origen racial, acciones para las que se puede hacer donativos aquí.

Unicef. Esta organización trabaja por los derechos de los niños en todo el mundo, llevando la ayuda allí donde es más necesaria. Durante la emergencia de Covid-19 están suministrando material de protección sanitaria para frenar su contagio, tanto en España como en el resto del mundo. “Además de salvar vidas de niños y niñas todos los días a través de nuestros programas, trabajamos para que crezcan sanos suministrando alimentos, medicinas y vacunas, y para que tengan un futuro lleno de posibilidades proporcionándoles acceso a la educación y protegiéndoles frente a los abusos y la violencia”, señalan. 

En su página web recuerdan que una de las formas más baratas, sencillas y eficientes de prevenir la propagación del coronavirus es el frecuente lavado de manos con agua y jabón. Pero para muchos niños y familias, las instalaciones básicas de agua y saneamiento permanecen fuera de su alcance. Aproximadamente el 40 por ciento de la población mundial carece de acceso a agua y jabón en el hogar, mientras que 900 millones de niños tampoco los tienen en la escuela. En este enlace se muestran algunas acciones que han llevado a cabo en distintos puntos del globo para facilitar la higiene más básica. Desde el inicio de la epidemia en enero, Unicef ha enviado a nivel mundial 13 toneladas de suministros sanitarios: en este enlace se canalizan las donaciones para poder continuar el reparto de material sanitario en España y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.